Perfil de la página

 

 “Libertad de expresión y derecho a la información en Latinoamérica.

Tres visiones regulatorias” – Derecho Constitucional

Ricardo Porto

elDial.com; Biblioteca Jurídica Online; 2016

El Dr. Ricardo Porto, Secretario de la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión del Honorable Senado de la Nación, Magister en Derecho, profesor de Maestría en las Universidades de Buenos Aires, La Matanza, Católica Argentina, y de la Asoc. Argentina de Derecho de las Telecomunicaciones, presenta su excelente obra, titulada, “Libertad de expresión y derecho a la información en Latinoamérica. Tres visiones regulatorias” (elDial.com; Biblioteca Jurídica Online; 150 páginas), el próximo Jueves 15 de diciembre de 2016 (16.00hs), en el Auditorio de la Universidad Nacional de La Matanza (Moreno 1623, CABA).

La presentación del libro estará a cargo de Martín Becerra, Marcelo López Alfonsín y Horacio Granero, con la conducción de Luis Valle.

Ricardo Porto, en su magnífico trabajo, analiza la regulación de la libertad de expresión y el derecho a la información en el derecho constitucional latinoamericano, la expansión de la autonomía individual y el enriquecimiento del debate colectivo, a partir de tres corrientes ideológicas: liberal antiperfeccionista (de desconfianza hacia el Estado), la tesis del debate público robusto (el Estado en ciertas circunstancias puede convertirse en un promotor de la pluralidad de voces), y la perfeccionista (el propio Estado es quien define los alcances del discurso público).

El autor destaca a la libertad de expresión como un aspecto central para la expansión de la autonomía individual; afirmando, al mismo tiempo, la exigencia de un ámbito institucional que posibilite un debate amplio y robusto sobre los asuntos públicos. De allí que afirme, que ello no se logra con la abstención del Estado, sino con el dictado de políticas que, precisamente, promuevan el enriquecimiento del debate colectivo.

Porto resalta la figura Carlos Nino, señalando que el aporte del jurista a la concepción de la democracia deliberativa se vincula con la libertad de expresión y el derecho a la información, y con la importancia del acceso a los medios de comunicación, con el fin de afianzar la equidad e inclusión en el debate público.

Ricardo Porto percibe en el pensamiento de Nino una postura que se diferencia tanto de la visión liberal, como de la sostenida por el nuevo constitucionalismo latinoamericano, afirmando, en este sentido, que ni el mercado ni el Estado pueden garantizar simultáneamente la libertad de expresión y el derecho a la información; destacando, por ello, las fortalezas y debilidades del mercado y del Estado para establecer un sistema comunicacional que promueva, simultáneamente, la autonomía individual y el enriquecimiento del debate colectivo.

Diversos autores de renombre han sido analizados por Porto en su obra (Tesis de Maestría), como Owen Fiss, quién nos recuerda, que el Estado puede tanto enriquecer como empobrecer el debate público, advirtiéndonos sobre los riesgos de la intervención pública. De allí que los abusos de poder por parte del Estado sobre los medios de comunicación, representen el riesgo del nuevo constitucionalismo.

Por su parte, con una aguda mirada sobre la materia, Porto señala a su vez, que la influencia del poder económico de las grandes corporaciones mediáticas en el escenario comunicacional suele ser una previsible consecuencia de la visión liberal.

En este sentido, los Relatores para la Libertad de Expresión (2005) han expresado con toda claridad, que “La libertad de expresión requiere que distintos puntos de vista puedan ser oídos. El control estatal de los medios de comunicación; así como las leyes y prácticas que permiten los monopolios en la propiedad de los medios de comunicación, limitan la pluralidad y evitan que el público conozca ciertos puntos de vista”.

Porto sostiene que la tesis del debate público robusto conforma una diagonal entre las dos posturas extremas que constituyen la corriente liberal y el perfeccionismo, propia del nuevo constitucionalismo. En este orden de ideas, concluye, que aquella tesis no propone sacrificar un valor por otro, sino en apreciar en determinadas circunstancias, hasta donde puede expandirse la libertad de expresión y el derecho a la información.

En síntesis, Ricardo Porto nos ofrece una obra de suma actualidad, la que seguramente será incorporada al debate público para la regulación de las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicaciones, con el fin de construir marcos regulatorios más abiertos, equitativos y plurales, en la era de la democracia digital.

Claudio Schifer

Diciembre de 2016

Libros

 

Libros